Dra. Priscila Bravo Icaza

Al igual que su hermano creció entre las mascotas propias y las que se quedaban internas. Se graduó de veterinaria y se especializo en laboratorio de mascotas y así se convirtió en una de las primeras laboratoristas veterinarias de la ciudad de Guayaquil, hasta hace unos años atrás no existían los laboratorios veterinarios en la ciudad. Hoy en día maneja el laboratorio de la Clínica, el mismo que está equipado con la más alta tecnología todo con mucha responsabilidad y amor por su trabajo.